miércoles, 7 de julio de 2010

El Juego del hombre (La Mosca en la Pared 1996)

Cualquiera que no esa estúpido –y de ellos está empedrado el camino del infierno- podrá percatarse que un partido de futbol tiene reglas muy elementales; cada equipo salta a la cancha con once señores vestidos de pantalones cortos, uno de ellos trae una indumentaria diferente que, en algunos casos, recuerda el carnaval de Veracruz. Ése se coloca debajo de los postes y los demás se reparten en el campo. En el momento que otro señor vestido de negro sopla el pito (“sopla el pito” que maravilla), los que tienen el mismo uniforme patean la pelota en una dirección y los otros intentan lo mismo. Como se puede ver no es necesario ser una lumbrera para entender de qué se trata. Pues bien, algo tan elemental ha resultado ser el juego más popular del planeta y ello no puede sino ser una fuente de misterios. Las explicaciones de los sociólogos (que son gente mamona con título para ejercer) se centran justamente en la simpleza del deporte y en lo fácil que resulta que un grupo de escuintles se compre una pelota y se dediquen a patearla como Dios les dio a entender. Es probable, pero también insuficiente, porque ya puestos a elegir es mucho más elemental el boxeo, donde queda claro que el chiste es que uno tire más chingadazos que el otro, si se puede hasta dejarlo sin sentido o de plano medio muerto. Pese a esto, el box no es más popular que el futbol ¿Por qué será?
Otro problema con el futbol es la enorme diferencia en las condiciones que existen para quiénes lo practican profesionalmente y aquellos que son aficionados. Los primeros juegan en pastito, si les dan una madrazo reciben su masajito, ganan la cantidad equivalente para poner alumbrado público en Moroleón y comen tres veces al día. Los segundos practican su afición en canchas que en el mejor de los casos tienen nomás rocas sedimentarias, si se barren pueden olvidar el fémur en la media luna. Cuando se pegan son olvidados por sus compañeros hasta que acabe el partido y entonces son llevados con fractura expuesta a Xoco, donde los terminan de desgraciar. En lugar de recibir dinero, tienen que poner para el arbitraje y en muchos casos para las chelas que reúnen a todos después del juego. Uno pensaría que ante tales diferencias el asunto no debería contar con tantos aficionados y, sin embargo, ahí siguen los llaneros de panza y bigote rompiéndose la madre cada domingo.
El último misterio es quizá el más relevante: ¿por qué la gente se vuelve loca con un partido? Conozco señores que llevan una vida ordenada, le dan de comer a sus hijos y tienen 2.7 relaciones sexuales con su mujer por semana y apenas iniciadas las hostilidades, se pintan cosas en la cara, utilizan sombreros ridículos, salen a la calle mentando madres y con ganas de violar doncellas y enarbolan la bandera nacional con un patriotismo que su maestra de quinto de primaria nunca logró imbuir.
En fin, el futbol es un asunto metafísico que no se puede explicar racionalmente, por eso te digo mi querido chavo (siempre he asumido que los que leen este espacio son jóvenes medio cabronsones) que la próxima vez que tu equipo favorito llegue a la final, aprovecha para dar de gritos a lo buey, en lugar de intentar explicaciones de hueva como las que emprendí el día de hoy. Abur.

8 comentarios:

Guadalupe Fabiola dijo...

México siempre ha sido un país con problemas de todo tipo gracias al gran analfabetismo que existe hasta entre sus políticos a quienes les borra la humildad: El poder.

Hasta este mundial 2010 comprendí realmente porque ese “despeine” de todo México ante ese deporte llamado futbol, porque ese coraje, porque ese llorar, porque esas ilusiones de ver a México siendo campeón Mundiaall ahhh porque sí hay gente y un bueennn que sí se lo creen…

Ahora ya no lo critico ni criticaré, lo hacía porque no lo entendía, pero repito hasta este mundial lo aprendí, presenciando la mayor cantidad de personas apoyando a su equipo en el zócalo de la ciudad de México.. ver sus caras de orgullo, de una gran dignidad, esas risas que describían una alegría tal que contagiaban (obvio esto vi antes del partido de Méx y Arg)…
Posterior, primer gol que la FIFA muy en su papel nos lo encajó las caras descompuestas, las mentadas de madre, las amenazas de muerte unos para los integrantes de la FIFA otros para los argentinos,.. pero seguía esa esperanza en el rostro de mis compatriotas… termina el partido México derrotado, otro triste desenlace para México, la gente se enoja, se le ve un rostro descompuesto a tal manera que se le hubiese muerto un familiar, gente llorando, gente con una decepción tal que no puede con ella, una tristeza tal que me contagiaron y me hicieron sentir una insatisfacción que yo misma me critiqué porque yo el futbol solo lo veo como deporte más.

Entonces comprendí … todo ese rollo de sentimientos no es más que una NECESIDAD de creer en algo, una ganas de AFERRARSE a algo que nos haga olvidar la gran problemática del país… la ILUSIÓN de ver a México en otro papel que no sea en declive…

Guadalupe Fabiola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guadalupe Fabiola dijo...

Suprimí un comenario porque lo dupliqué sorry.

Saludos.

Fedro Carlos Guillén dijo...

Pero creo que tienes toda la razón...muchas gracias

Efren Schwarz dijo...

JAJAJAJJA.. Creo que Fabiola (que sale muy rica en su avatar) ya encontró una muy buena manera de ser leida sin promover, de hecho sin tener blog y es bajo la técnica.." de a mosca".., paso a explicar esta técnica que aprendí en mis años de secundaria. Para no pagar el boleto del camión, uno se agarraba de una asidera que servía para que los gordos abordarán "la unidad", pero con la intención de circular por fuera de esta, apenas sostenido por la escalera de ascenso, molduras o pequeñas salientes del mentado camion. Quizás esta actividad y forma de transporte fué la precursona de lo que hoy se conoce como "climbing"... adjunto link para que los que no lo conozcan tengan una idea.. http://blogs.bgsu.edu/kmbell/files/2010/04/climbinwall.jpg de igual forma esta técnica es ahora aplicada para ser leído sin necesidad de blog. Se busca a un escritor reconocido, que hará las funciones de camión, y se escribe un buen comentario, quien lo escribe, "va de a mosca", y creo habemos el tercer tipo, los que vamos de rémoras en las moscas... Son incréibles las pendejadas que puedo escribir con algunos vodkas entre pecho y espalda, con mala programación en la tele y con mi vieja dormida, si alguna de estas condiciones no se dan... esto no hubiera sido escrito.

Saludos al dueño del blog y a la comentarista.. (que sale muy rica en su avatar)

Guadalupe Fabiola dijo...

Buen día yo también te estimo Efrén, y veo un dejo de... envidia será? He plasmado mi opinión en tu blog en una cantidad de párrafos similar al que casi siempre dejo aquí… que curioso y me reprochas y me dices “mosca” en un blog ajeno al tuyo, cuando en el tuyo no te molesta que sea extensa mi opinión ? mmmm y si no mal recuerdo hasta me dejaste como comentario que era tema que teníamos que complementar en el Bar de los Azulejos o Café Tacuba? mmm

En fin amigo lo tomaré como de esos "arranques" que ya te conozco.

Buen día señores.

Efren Schwarz dijo...

Fabiola!! para nada.. no te dije mosca.. no juegues.. la técnia es a la que me refería.. JAMÁS REPROCHE ALGO.. ERA NADA MÁS CHACOTA... DE verdad nada más faltaba que me molestara por que dejes comentarios extensos!! De verdad!!! no va por ahi.. es pura chacota sin otro afán mas que pasar un buen rato y reirnos.. Te mando un besote... y otro a Fedro!!

Fedro Carlos Guillén dijo...

Yo aquí sentado observando y sin hacerle daño a nadie...