viernes, 18 de junio de 2010

Mi primer mes en tuiter (Etcétera 2009)

Como he dicho en números anteriores mis recelos defensivos contra las “redes sociales” eran inumerables. Me es difícil entender como la gente le dice a otros que no tiene el gusto de conocer cosas como que “no traigo para el estacionamiento” o “”no me han llamado”, que no le interesan ni al propio emisor. Sin embargo después de un mes “tuiteando” (como dicen en jerga) me di cuenta que mi análisis era superficial (como todos los que hago).
El invento, según sus diseñadores, era nomás para que la gente contara en 140 caracteres lo que estaba haciendo. Por supuesto como todo, se salió de proporción de inmediato. En Twitter se recrean día a día las conductas sociales más conspicuas. Hay, por ejemplo hijos de la chingada (en jerga “trolls”) cuya única misión en la vida es putear al que se mueva. Los hay consignatarios y entonces si uno le da un recargón a AMLO, caen en jauría y se ponen a joder con cosas como “cuál es tu proyecto de nación” hasta que uno entra en coma defensivo. Otros no tienen ideología…probablemente tampoco cerebro ya que gratuitamente empiezan a tirar cañazos a discreción. Twitter ha permitido que estos neuróticos expresen algo que antes solo podían hacer dando puñetazos al aire. Afortunadamente hay un antídoto que es bloquearlos (el equivalente cibernético de un tapabocas).
En esta cosa hay también seductores y seductoras; ellas ponen fotos en posición de decúbito dorsal y ojos de “quieroquemellevesalacama” desgraciadamente existe una correlación asombrosa entre tanta belleza y las imbecilidades que escriben como: “me duele la nuca, ¿un masaje?”. De inmediato y como mosca a la miel caen docenas de ofrecidos sin pensar, lo que pienso yo y que es que probablemente se trata de un pervertido Indonesio. Ellos lo que hacen es decir cosas como: “Pienso en la inmensidad y pienso en ti”. Dios
Pero esa es la parte superficial, en twitter hay aquellos que tienen cientos de seguidores (Twittstars” en jerga) (odio la pinche jerga) esos son pesos pesados y entre ellos hay periodistas, gente ingeniosa o celebridades. Ahí se aprecia un poco más el poder de esta herramienta. Platicando con Mario Campos, compañero de páginas en Etcétera, me hizo ver que muchos periodistas interactúan en tiempo real a través de twitter, lo que elimina la unilateralidad de las noticias y las formas de comunicarlas. Ello en sí mismo es una tendencia que seguramente está siendo analizada ya que diversos medios han entrado al congal de twitter, lo mismo que anunciantes (a los que hay que bloquear de inmediato, porque uno no se interesa en una felación o un carrito de golf).
Un problema, nada menor, es la velocidad de la información. Hace unas semanas corrió en twitter la noticia de que un niño de seis años iba solo en un globo. Venían los reportes “ya aterrizó el globo”, “no hay niño” y todo mundo en la pendeja conteniendo el aliento. Luego se supo que nunca hubo un niño en el globo lo que redituó entonces en una limpia pérdida de tiempo. Otro caso más personal ocurrió cuando alguien dijo que Federico Arreola, el intelectual de izquierda y yo habíamos peleado. Pronto se cazaron apuestas y retos, sin que nadie se tomara la molestia de averiguar que Arreola y yo no nos conocemos de nada, lo que devino en vodevil.
Twitter es también una oda a la vanidad, uno puede apreciar como la gente haría lo que fuere por ganar seguidores que le den popularidad. Es probable que sean veinte minutos de fama o que encontremos verdaderos líderes de opinión. No lo sé pero resulta escalofriante ver algunas charlas en las que se ofrecen literalmente las nalgas con tan noble fin. Otro problema es la adicción, uno se pregunta ¿si esta gente está atenta a la muerte de Chabelo o al trasero de Alejandra Guzmán a qué hora trabaja?, tampoco lo sé pero sería sensato ver los índices de productividad nacional y ver si su caída se relaciona con esta emergencia de comunicación.
En fin seguiré “tuiteando”, esquivando madrazos y tratando de comprender los misterios de una vida tecnológica que no me fue dada (pero eso ya es muy evidente)

6 comentarios:

alvaro Locx dijo...

Hola y como te va, lo prefieres al blog.

Guadalupe Fabiola dijo...

Jajajaja exactamente eso es twitter!! Solo que tú hablas de mujeres sugerentes y yo te diré de hombres de pena ajena que envían fotos mostrando sus "miserias" jajaja que horror han "de ser pobres y con hambre" para llegar a ese extremo. Afortunadamente existe como dices el bloqueo y además el reportarlos.

Como siempre es un placer leerte e imaginarte sentado frente a tu lap mentando madres, riéndote a carcajadas, burlándote y escribiendo "NO VUELVO A RT UNA INFORMACIÓN SIN CONFIRMAR!! A VER REPITAN, NO VUELVO...." jajajaja ahhh como me reí y disfruto leerte, no lo vayas a dejar ok? LO TIENES PROHIBIDO!! ya que para varios te has convertido en parte fundamental de nuestro TL y haríamos un TUIBLOQUEO haciendo enojar a la latosa ballenita.

Saludos.

Latamoderna dijo...

Y yo llamándote floja... no tengo perdón de Dios...

Latamoderna dijo...

digo, flojo, flojo.

Fedro Carlos Guillén dijo...

Gracias por pasar y hasta poitorrearse de mí..abrazo tripartita

Eduardo Capdeville dijo...

Y que pasó con los comentarios de anoche con el temblor?, pocos te entendieron.

Muchos saludos maestro

Eduardo Capdeville