lunes, 30 de noviembre de 2009

De cricket (El Financiero 2005?

Solo alguien muy imbécil no comprendería que un partido de futbol se desarrolla con señores en pantalones cortos que tratan de meter una pelota en una portería que es una caseta con dos palitos y un palote contenidos por una red. El asunto es elemental y supongo que ello explica la popularidad de este deporte en que lo único que se requiere es patear adecuadamente. Como este caso hay otros muchos en los que no es necesario ser físico nuclear para entender de qué va la cosa, entre ellos se cuenta el volibol y el básquetbol. Habría que ser ligeramente estúpido para no entender que una carrera consiste en llegar antes que los demás o que el señor que lanza más lejos un objeto es el campeón. Existen otros deportes ligeramente más crípticos como el béisbol o el futbol americano en los que se necesita un poco más de tiempo para averiguar de qué va la cosa. Hasta ahí todo bien pero ¿y el cricket? ¿quién carajo entiende el cricket?
El otro día estaba yo viendo la televisión (como se sabe la mitad de mi vida se ha documentado enfrente de un aparato televisivo) cuando sintonicé un juego de cricket y me quedé como las estatuas de marfil. Me encontré con un grupo de señores vestidos como me vestía yo para la tabla gimnástica, todos de blanco. Portaban unas cachuchitas escalofriantes idénticas a las que usaba yo en mis años de boy scout nomás que sin rayitas, esto es; un diseño que no pasa más allá de la coronilla con una visera de miriñaque que son muy útiles para lucir como un idiota. Un señor con casco y rodilleras se paraba delante de tres palitos portando una especie de palo de esos que se usan para amasar la harina, otro señor pegaba una carrerita y le lanzaba una pelota que el otro intentaba batear. Deduje que se trataba de tirar los palitos porque si el lanzador lo lograba su equipo se ponía muy contento y pegaba de brincos. También entendí que era una buena cosa atrapar la pelota en el aire aunque nunca quedó claro quién tenía que correr y con qué objeto. El conteo era temible ya que lo normal sería poner un uno y luego un dos cada que alguien logre hacer lo que se supone que hay que hacer (que ignoro todavía qué es) ya que el marcador era algo como 325-236. En ese preciso instante se acabó el procedimiento deductivo lo que me hizo sentir esencialmente un pendejo y para matizar esta idea pasé a la hipótesis de que los ingleses hacen las cosas por joder.
Veamos, si uno visita Inglaterra, el primer reto es que a uno no se lo lleven de corbata al cruzar la calle porque los vehículos circulan en sentido contrario y uno está adiestrado para mirar hacia otro lado. El segundo, si se tiene el tiempo y los recursos suficientes, es aprender a manejar un pinche carro que trae el volante en el lado derecho para llegar a una gasolinería donde nunca se sabe cuánto fue el importe ya que, a pesar de que ya adoptaron el sistema decimal los peniques viejos valen 2.4 peniques nuevos, lo que convierte todo en un desmadre.
Consciente de que puedo estar cometiendo una injusticia hacia los hijos de la blanca Albión es que apagué la televisión y acudí a la red para buscar las reglas de este noble juego. Primero hallé lo que supuse era el reglamento, una madre indescifrable, tanto así que solo hasta la media hora me di cuenta que se trataba de un juego de dardos. Luego accedí a la página de la Federación Internacional de cricket y me encontré con un texto de 37 cuartillas del cual entendí que una partida se juega entre 11 participantes por equipo y ahí me quedé porque el resto del documento era tan claro como la fórmula de fisión del Uranio. No entendí un carajo y me quedé profundamente deprimido. Pero lo que me pareció más notable es que en México se practica este deporte a través de una cosa que se llama Reforma Athletic Club. ¿Alguien me puede explicar este misterio indescifrable?

6 comentarios:

Pedro Miguel dijo...

Hola, Fedro. Supongo que eres pariente del ilustre chiapaneco homólogo. ¿Podrías contactarme? Me gustaría platicarte algo.

Saludos cordiales.

Fedro Carlos Guillén dijo...

Soy su hijo, un gusto te doy mi correo fedro50@hotmail.com saludos cuasitocayo

Giovanni dijo...

E no, no mamen, si van a contar algo, cuentenlo y ya.... es broma. Saludos a los 2.

El Gran Hutch dijo...

Estoy inconforme, si hay quién esté inconforme con mi inconformidad ni modo, pero siento que las cosas cuando son incomprensibles son tachadas como idioteces o cosas para idiotas (idea que no logro distinguir por completo). En primera el fútbol no sólo consiste en patear bien el balón (véase la larga y terrible historia de la selección mexicana en los penaltis) sino en una gran estrategia, casi casi como una partida planeada por el gran Kasparov. Es cuestión mental, física, inteligencia, sangre fría, rapidez mental. El criquet es en cierto modo una mezcla de todos esos deportes que cualquier "idiota" podría entender. Tiene once jugadores por bando como el fútbol, un pitcher y un catcher como el beisbol y un par de metas como las carreras. Si se es imposible asociar estas tres cosas por sí solas entonces no cuestiono la depresión. Habría que dejar un rato la televisión y tomar un balón o un bat de beisbol, tratar de correr un maratón y quizá en algún momento jugar criquet. Ciertas cosas sólo se aprenden y se entienden con la práctica.

Yo dijo...

Fredo no creo que sea tan dificil porque en los paises influidos por los ingleses se juegan en el barrio sus "cascaritas" de cricket, y como reza el sabio refrán si se juega en el barrio, no es tan complicado. Yo lo llegué a ver varias veces en una islita donde anduve viviendo algun tiempo, y veías a todos los negritos y los indios (de La India, que por ser de allá no todos son hindús) bien felices con sus palitos y sus bates, y todos requetecontentos aunque también yo no les entendía mucho pero me divertía verlos divertirse.

Yo estoy inconforme con la inconformidad del Gran Hutch, con todo respeto, pero si el futbol fuera una cosa dificil que requiriera "estrategia" o la capacidad de visión anticipada de posibles movimientos que tiene el GM Kasparov, no lo pudieran jugar(al menos profesionalmente) los "genios" como el cuauh, salvador cabañas, o demás seres que se dedican a eso, al menos en México donde no deja de ser un espectáculo, para mi gusto, bastante populachero. Y si patearan bien el balón (y solo eso PATEAR BIEN) fuera lo que hace la selección mexicana, no les fuera como les fuera en los penaltys y te garantizo que ninguno de los ídolos del balompié mexicano tienen eso que tu dices que debe tener el juego citado (no lo considero deporte) "física, inteligencia, sangre fría, rapidez mental" en física creo que todos están mas que reprobados ya que no saben que al patear el balón SOLOS contra un solo tipo que cuando mucho mide 1.8 metros de alto(regalemosle 30cms mas con los brazos extendidos y pon que dé un brinco que no llega ni a la mitad de un negrito en la NBA) y con los brazos extendidos no abarca ni el 30% de el área a resguardar de la portería que segun mi 2.44mts de alto y 7.32mts de ancho y ¿no poderlo meter? ahí en física están mas que raspados ya que existe un principio que se llama de impenetrabilidad que dice mas o menos "ningun cuerpo puede ocupar el mismo lugar en el espacio que otro cuerpo al mismo tiempo" asi que si se lo mandan a las manos, reprobados, si lo mandan por fuera de la portería están reprobados. Eso nomás en física, en inteligencia, pues nunca se han destacado los futbolistas por sus altos IQ (el que diga que Hugo Sánchez es odontólogo, yo le digo que Andrés Manuel es politólogo y Fox dizque administrador y Zedillo Dr. en economía, el punto es, tener un título, no es signo de inteligencia y menos si lo tienes de la nunca bien ponderada facultad de Santo Domingo), sangre fría, nunca la han conocido porque siempre antes de un partido dicen que estan que con la presión de que son visitantes, que el público pesa y por eso fallan los penaltys y los 20mil pretextos de siempre al perder y rapidéz mental, mmm esa si tampoco nunca me la han comprobado los maestros del juego de las patadas. Todos estos pretextos de la presión psicológica, la estrategia etcéteraa son solo para cubrir la falta de talento en hacer una sola cosa "PATEAR BIEN UN BALÓN" que es por lo que les pagan (bastante dinero) y no son capaces de hacer. Maradonna no es un físico nuclear, ni es alguien que sepa manejar la presión (si no, no se hubiera pegado tan duro del perico) ni alguien que tenga mucha rapidéz mental (¿cuantas personas con capacidad mental para reaccionar ágilmente conocen con un tatuaje TAN MAL HECHO del che en un brazo? Pero el sr sabía hacer una cosa muy bien, METERLE DE PATADAS AL BALÖN (y de vez en vez bien que le daba sus manotazos y naaaaadie se daba cuenta) no es alguien a quien yo considere ejemplo de un deportista, porque su actitud nunca fué deportiva y no tenía hábitos de un atleta (ese incómodo tema de la cocaína otra vez) ni siquiera lo admiro como persona o futbolista, pero no puedo negar que si sabía pegarle de patadas al balón.

Y el sr guillen en esa columna, la única vez que menciona la palabra idiota, es cuando se refiere a como se ve alguien que usa ese tipo de gorritas, nunca dijo que el cricket era para idiotas, simplemente dijo "indescifrable" y pide ayuda para que alguien le ayude a descifrarlo.

c-c dijo...

mmm... mira nomáss lo que ocasionas por mencinar el futbol... tremendo chorotes profundos y emotivos.
México, el lugar de los fut-tele-videntes enajenados. Si tuviéramos era prolija acuciosidad experta en, digamos, leer un libro de vez en cuando...